martes, 23 de agosto de 2011

Estos tiempos que corren


Nunca fueron buenos los tiempos para la lírica, pero es que actualmente andamos "en picado" y caída libre. Me refiero, como no, a los recortes. Y que conste que lo comprendo, que primero están Sanidad y Educación, que lo esencial es comer y sobrevivir, que si no comes te mueres y que no vas a gastarte unos euros en una entrada para un concierto o una obra teatral si no te llega para la cesta de la compra.

Aún así, permítanme que rompa una lanza en favor del pobre artista, del cómico de la legua de toda la vida, de quien vive o malvive o sobrevive apenas en épocas de escasez por haber dedicado su vida al noble oficio artístico: pintores, escultores, escritores, músicos, con todos los ribetes y los etcéteras que hubiere menester, pues de todos es sabido que el arte arrastra consigo un buen número de oficios asociados a tan duro quehacer.

Pues nada, la lógica y las voces oficiales anuncian ya nuevos recortes en este apartado y es que, así como el cuerpo puede morirse de hambre, el alma no parece correr este riesgo en el ámbito de lo material y antes está alimentar la boca que el espíritu, dejando aparte, claro está, las miles de bocas que viven o vivían de la actividad artística. Pobres almas, esqueléticas se nos quedarán si no las nutrimos con el maná que brota del universo interior, pero el espíritu no tiene imagen, ni presencia, ni peso, aunque se nota y mucho cuando adelgaza y deja de hacerse hueco en la sociedad, en todos los terrenos. Una sociedad alimentada espiritualmente brilla más, crece más y mejor y el arte resulta una vianda imprescindible en la mesa de quienes pretenden y pretendemos hacer de esta existencia algo que vaya un poquito más allá de lo tangible y lo mensurable.

Malos tiempos corren. Servidora no abandona. Sigo con la música, ayudándome, claro está, de la actividad docente. Nadie es más que nadie y en esa igualdad existencial donde cada cual tiene su rincón y su por qué, confiemos en que al artista no se le olvide ni abandone del todo. También tiene su corazoncito, su boquita con dientes y por encima de cualquier otra consideración, recordemos aquella canción que decía y dice..."Cuando calla el cantor, calla la vida..."

Próxima cita: El Guijar (Segovia) 1 de Octubre de 2011, 20,00 h. Salón de
Actos del Ayuntamiento.

Vídeo: "POR VIVIR". Letra, música e interpretación, Amparo García-Otero
Montaje de imágenes: Pedro Pimentel.

video

Seguidores